Por qué usted no debe tomar en cuenta el acento

Por qué usted no debe tomar en cuenta el acento

Autor: ExpoTor - Unternehmen: Exp...
Teilen:

Por qué usted no debe tomar en cuenta el acento de una persona en el momento de la contratación

La xenofobia está en todas partes. Muchos empleadores sostienen que la imagen corporativa siempre debe ser positiva, y que lo más positivo siempre será cumplir con los cánones de belleza y éxito impuestos desde muchas élites. Cuando se aplican estas discriminaciones, muchos profesionales altamente capacitados quedan por fuera. Lamentablemente, en la industria MICE existen muchos casos de personas que son rechazadas por su etnia, origen social o incluso, el acento con el que hablan el idioma. Sin embargo, gracias a la contratación de personal a través de plataformas digitales, la selección de personas mediante su acento ha disminuido.

Todos tenemos una lengua materna, que puede que sea con la que mejor nos desempeñamos oral y en cuanto a la redacción. Sin embargo, millones de personas han tomado la decisión de aprender un nuevo idioma por, entre otras razones, aumentar sus posibilidades de trabajo. Aunque probablemente nunca adquieran tanta destreza como en su lengua materna, siempre será una herramienta de trabajo y de responsabilidad personal muy buena. A continuación le presentamos algunas razones por las que la discriminación por el acento no debería tener cabida en la industria MICE.

Es una persona que habla muchos idiomas, no una imagen
Uno de los motivos principales por el que algunos empleadores optan por este tipo de discriminación es que piensan que una persona que domine un idioma pero no haya adquirido el acento nativo le proporcionará una mala imagen a la marca o empresa. Este pensamiento, además de discriminatorio, es contradictorio. Esto se debe a que un empleado que maneje varios idiomas es una ganancia para la empresa, al contratar personas con amplias capacidades intelectuales.

Puede tener conocimientos gramaticales superiores que los locales
Los locales conocen muy poco de gramática. Existen idiomas como el castellano que cuentan con normativas oficiales regidas por instituciones como la Real Academia Española, pero los que manejan el idioma como lengua materna suelen desconocerlas. En cambio, las personas que lo aprenden como segunda lengua conocen estas reglas, por lo que tienden a aplicarlas con precisión y lograr un lenguaje mucho más profesional y refinado.
Muchas personas admiran la capacidad de aprendizaje de lenguas
Al contrario de lo que puede llegar a pensarse, aprender un idioma es un motivo de orgullo y éxito, sin importar el acento que se haya desarrollado. Cuando se tiene a un bilingüe, trilingüe o políglota en el campo de trabajo, siempre será solicitado y muchas personas llegarán a admirar su capacidad de aprendizaje.

Lo importante es comunicarse
Teniendo una pronunciación y entonación adecuadas, no habrá ningún problema de comunicación, por lo que el acento adquiere un elemento totalmente irrelevante. Cuando se hará un trabajo de expositor, saber vender el producto es lo más importante, y no la forma en la que se habla.